21Jul 2016

Ajusta las potencias contratadas a los consumos que tienes en casa. Piensa que no todo tiene que funcionar a la vez. Si utilizas aparatos que te permiten consumir energía cuando otros no lo hacen y a la inversa, es muy posible que puedas  reducir tu potencia de contratación. Habla con tu instalador autorizado.