Salvo en casos de frío extremo, no es necesario mantener la calefacción por la noche, y nos permitirá reducir el gasto de forma considerable. Por otro lado, si vamos a salir unas horas, podemos bajar la temperatura a 15 grados para mantener el nivel de confort.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.